Image

Pensamientos

Pensamientos sobre: La Paz, Cada Día, Construyendo el Futuro, Viviendo la resurrección en nuestra vida, Sentimientos.

Resurrección

¿Cómo prepararnos para vivir la Resurrección de Jesús en nuestras propias vidas?

Hay tantas respuestas a esta pregunta como cristianos en el mundo y como Jesús es nuestro salvador personal, todas ellas tienen su validez tomando en cuenta nuestra única forma de ser y nuestra historia personal la cual , Nuestro Señor respeta, conoce y acompaña. Así que si yo les diera mi receta de cómo asumir la resurrección, estaría en la misma dimensión que cualquiera de la que ustedes pudieran darme.

Lo que si es cierto, en lo que todos coincidiremos, es que Jesús nos vino a revelar su naturaleza: EL AMOR.

El es amor y vino a darnos su vida misma, a vivir en nosotros como dice san Pablo: que no vivo yo sino Cristo es quien vive en mi (Gálatas 2:20).

Bajo esta verdad, que todos compartimos, ahora si, me permito explorar desde mi personal punto de vista , una sección de las escrituras que quizás hemos oído muchas veces , que tal vez nos a impresionado también, pero que pueda ser que por tanto escucharla , haya perdido su impacto en nosotros.

Quiero enfocarme primero, en las palabras que nos dice Jesús acerca de cómo saber si en verdad el amor es la fuente de nuestra vida, si Él es la fuente de nuestra vida.

Nuestro querido señor nos dice que hemos de amar al prójimo como a nosotros mismos y a Él sobre todas las cosas y con todo nuestro ser.

Quiero acentuar el asunto de amar a los demás COMO A NOSOTROS MISMOS. ¿Nos sabemos amar a nosotros como Dios nos ama? , ¿somos comprensivos, pacientes, pacíficos, educados, etc. con nosotros como lo es el Señor para con nosotros?

Dice el Señor en 1ª Corintios 13: El amor es comprensivo. Nuestro Dios siempre comprende nuestra pequeñez, nuestra incapacidad de actuar adecuadamente sin Su Gracia; ¿Somos nosotros mismos comprensivos respecto a nuestras limitaciones, errores, obscuridades?

Si lo somos, podremos comprender a los hermanos, si no, seremos incomprensivos, intolerantes por reflejo.

Busquemos otro ejemplo, dice esta misma palabra: el amor no es envidioso.

¿Vivimos sabiendo que todo lo bueno que somos, hacemos, decimos, sentimos y tenemos, lo hemos recibido de Dios? ¿Intentamos, con la ayuda del Señor, multiplicar los talentos que se nos han entregado para la gloria de Dios y sólo para esto , pensando en el bien de los hermanos?

Igualmente, si vivimos de esta manera, seremos felices y miraremos los éxitos de los demás con alegría, de lo contrario, nos volveremos amargados, intentando superar a los otros, renegando de nuestras vidas y hasta intentando que nuestros hermanos fracasen en el peor de los casos, estaremos inconformes siempre pues no sabríamos amarnos a nosotros mismos con la frescura de la verdadera humildad, viendo las cosas hermosas que Dios va haciendo, trabajando en nosotros y todas las maravillas que nos da día a día.

Así, podríamos pasar horas examinando cada uno de estos versículos correspondientes a este pasaje y hacernos nuestro propio test, para usar un término actual, sin querer caer en culpabilidades inútiles o legalismos fariseístas.

Amémonos A NOSOTROS MISMOS como Dios nos ha amado y así naturalmente, sin pensarlo casi, sabremos amar al prójimo,¿y como sabremos que lo lograremos? Pues porque será Él mismo, Nuestro querido Jesús el que vendrá a amar en nosotros y verdaderamente se efectuará su resurrección en nuestras vidas.

Hablemos

Si me permites animar tu actividad, puedes tener la seguridad de que lo haré lo mejor que me sea posible.

Elaborado por Hosting506