Discografía

La elocuencia del amor (2017)

El amor, más que palabras o sentimientos, es darse y Dios, que es el Amor mismo, nos ama así: dándonos sus bienes, sus gracias, su santidad y su misericordia al extremo de entregar a su único hijo para que reparara nuestros múltiples pecados; por eso, al sentirnos tan amados por Él, no nos queda más que contemplarlo en profunda adoración y devolverle al menos nuestro pequeño amor ofreciéndole nuestras vidas con todos nuestros actos, palabras, oraciones, alegrías y sufrimientos.

Esta producción es una feliz declaración de amor hacia el Señor, que también pretende manifestarse, más que con mil palabras, con acciones concretas hacia Él y hacia nuestros hermanos, tal y como Él mismo nos lo enseñó.

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • Cuando veré tu rostro

    Conocerte Señor, es amarte, es no querer separarse de ti ni un sólo instante y anhelar el encuentro eterno y definitivo contigo en la Eternidad.

    Este pensamiento que más que meditación, es un deseo ardiente de mi corazón, fue el que me condujo a escribir este canto, que espero sea también el eco de tu anhelo más profundo de llegar a ver el rostro de Cristo.

  • El otro hermano

    Cumplir la Voluntad de Dios por obligación, o por temor, sería algo muy triste y un gran error, pues el Señor es todo amor y misericordia y quiere darnos sus mismos bienes y que nos estemos con confianza a su lado como hijos muy queridos.

  • La elocuencia del amor

    No hacen falta mil palabras cuando los corazones se entienden sin hablar.Adorarte es entregarte la vida, ofrecerte Jesús, todo lo que hacemos y cumplir Tu Voluntad.

  • Transfigúrate

    Cuando nos sentimos solos y vencidos, Tú Jesús, nos fortaleces dejándonos contemplar Tu Gloria en el fondo de nuestro corazón, dándonos la fuerza y la esperanza de seguir adelante con paz y alegría con los ojos puestos en Ti.

  • Tu cuidas de mi

    No importa lo que suceda dentro o fuera de nosotros, aunque parezcas ausente, Tú, Jesús, nos libras de todo peligro y nos proteges de todo mal, pues nos amas como Padre tierno y fiel.

  • Por qué te sigo

    Amarte es fácil al conocerte Señor y seguirte, e imitarte, en todo se vuelve llevadero, pues se vive para consolarte, acompañarte y Tú correspondes con tu Infinito amor y tus innumerables gracias.

  • María madre de misericordia

    Casi nunca pensamos en todo lo que Tú María, tubiste que perdonar, desde que Jesús se encarnó en tu Vientre, hasta que tu Hijo santo espiró en la Cruz.

    Madre de misericordia, enséñanos a perdonar.

  • Saber vivir

    La sabiduría no consiste en acumular muchos conocimientos, sino en saber vivir y sólo Jesús puede enseñarnos con su palabra y su ejemplo a ser sabios y por ende, libres y felices.

  • Que no me suelte de Tu mano

    Ahora que hay paz en mi corazón, te pido Señor que me sostengas, en momentos de prueba.

    Yo sé que te acordarás de mi oración y comprendiendo mi debilidad, me socorrerás en todo tiempo difícil.

  • Quien quiera seguirme

    Jesús, Tú nos diste las claves para ser libres y alcanzar la vida verdadera: morir a nosotros mismos, para renacer en Ti y cargar la cruz, para que Tú nos des los méritos de Tu Pasión.

    Ayúdanos a seguirte Señor.

  • No es lo mismo

    Está bien querer aliviar el hambre, o el frío, pero además de nuestros cuerpos, tenemos un alma, un corazón que también sufre y que nos hace hermanos en Jesús, que tiene su corazón y que a su vez, viene a habitar en el nuestro.

    Señor, enséñanos a amar cómo Tú nos amas, sabiendo que nadie es tan pobre que no pueda dar, o tan rico que no pueda recibir.

  • Dulce sacrificio

    Señor, por Ti y sólo por Ti vale la pena entregarlo todo, incluso nuestra propia vida y voluntad para que sea Tu Divina Voluntad la que dé vida a todos nuestros actos y si bien , este es un sacrificio continuado, se vuelve dulce, ante la perspectiva de hacer “Vida de Cielo” aquí en la Tierra.


Sueña (2015)

Quien deja de soñar, deja de vivir.

Los sueños son el motor de la voluntad, la luz al final de la noche más oscura, la meta que hace superar todos los obstáculos y ¿Sabes qué ? tú y yo somos el fruto de un sueño, sí, Dios soñó con nosotros y en un éxtasis de amor, nos creó, dotándonos con tantas cualidades y gracias y aún más, sopló su mismo aliento de Vida divina sobre nosotros y se quizo quedar a habitar en nuestras almas.

Así pues, todo lo que soñemos está brotando de la fuente de el sueño del mismo Dios y tiene garantía de éxito, eso si, siempre y cuando lo que soñemos sea fruto del amor a nuestro Señor primero y a nuestros hermanos.

Por eso esta producción te quiere llevar en alas de la fe a soñar con cumplir la voluntad de Dios en todo tiempo y circunstancia. Y para cumplir esos anhelos, éstas canciones te llevarán por el camino de los valores que Cristo nos mostró con su misma vida: caridad plena, amistad a toda prueba, paz inquebrantable, honestidad, alegría, confianza en el Padre Celestial respeto a la vida y como el sello de todo: el amor.

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • Sé tu mismo

    “…Que tu sí sea si y que tu no sea no…” Nos dice Jesús, si en tu corazón sabes que es lo correcto y como hay que amar y no lo haces por conveniencias, o por quedar bien, o por seguir este mundo que le da la espalda a Dios, terminarás por perderte a ti mismo y tu libertad.

    Sé tú mismo y el Señor te respaldará y serás verdaderamente libre.

  • Sé feliz

    “...Quiero que su alegría llegue a plenitud...” Ese es el deseo de Dios para ti y si Él lo dijo, es por que lo puede realizar en ti. Jesús nos enseñó que, dándonos a los demás y ofreciendo todo, aún nuestros sufrimientos por amor a Él y a los hermanos, descubriremos nuestra real naturaleza y seremos felices aunque el mundo se nos venga encima.

  • Contigo

    Sólo Jesús puede llenar completamente nuestro corazón y si nos dejamos conquistar por Él, conseguiremos amar a quienes nos rodean incondicionalmente, no sólo buscando su bien, sino, encontrando en ellos a Cristo.

  • Ven

    Cuando todo falla y se llega casi a la desesperación, hay alguien que siempre ha estado allí, cuidando de nosotros, pero espera pacientemente, respetando nuestra libertad, a que le digamos: “ven” y cuando lo hacemos, el Señor llena nuestra vida de luz y le da sentido a todo.

  • Un Amigo como tú

    “... No hay amor más grande que él que da la vida por sus amigos...” nos dice Jesús.

    Efectivamente. Cristo es en verdad nuestro mejor amigo y el modelo para dar y recibir el regalo de la amistad.

  • Cuenta con mi perdón

    La única forma en que Jesús no nos perdonaría, es que nosotros creamos que no quiere o no puede hacerlo y desconfiando de Su Misericordia, nos serremos a su abrazo de perdón porque él perdona todo y perdona siempre, siempre.

  • Sueña

    Atrévete a soñar, pues el mismo Dios patrocina tus sueños y vuela con las alas de la fe hasta donde Él te lleve; no hay sueños grandes o pequeños, solo hay sueños, pues si surgen de la hoguera del amor Divino, ¿Quien puede distinguir un fuego de otro? Será más grande quizás pero siempre será amor y serás feliz no sólo cuando consigas lo que te propusiste sino durante el proceso.

  • Cantemos paz

    “... Mi paz les dejo, no como el mundo la da...” nos dice Jesús, entonces, sólo buscando Su Voluntad y dejando de interponerle la nuestra, viviremos como cuando Adan fue creado puro e inocente, en paz y armonía con dios y con todos, por eso, cantemos paz pero con la vida, una vida unida al Señor que es el Príncipe d la paz.

  • Vale la pena vivir

    Tenemos algo que ningún otro ser creado tiene: un alma libre e inteligente, destinada a la eternidad con su Dios y amada por Él como no podemos imaginarlo siquiera y desde este tiempo y en este mundo maravilloso que el Señor nos dio, podemos descubrirlo a cada paso y si al final nos detenemos a ver a Jesús crucificado por nosotros entonces diremos con una sonrisa en los labios: Vale la pena vivir.

  • Por ti

    Dios nos amó tanto que envió a su único hijo a morir por nosotros. Jesús amó tanto al Padre y a nosotros que lo dio todo hasta llegar a la cruz. Contemplando tal amor, ¿Cómo no darlo todo por Él superando todas las pruebas que se nos presenten?

  • Eres tú

    Cristo está vivo en cada ser humano, a veces está feliz, si lo amamos y tratamos de cumplir Su Voluntad, otras veces está sufriendo en los necesitados, enfermos, encarcelados, tristes, o abandonados y muchas más, está agonizando en las almas de quienes viven sin tomarlo en cuenta, hundidos en el pecado, que les puede llevar a la muerte eterna.

    Está en nosotros el querer aliviar el dolor de Jesús y de nuestros hermanos.

  • Siempre estás

    Todo puede fallarnos, incluso nosotros mismos, pero el Señor es siempre fiel y aunque nuestro mundo parezca girar al revés, si ponemos nuestra confianza en Él, superaremos cada prueba, recibiremos consuelo, paz y gracia, que nos sostendrá y sobre todo, descubriremos el perfecto amor de Dios que nos iluminará la vida.


Tiempo de Gloria (2011)

“Tiempo de Gloria” es un disco que me sacó de los tonos grises para llevarme a un universo lleno de color.

Nuestro Señor viene a cambiar nuestra mentalidad, nuestra forma de pensar y esto es cambiar a su vez nuestra manera de actuar y de sentir.

Él me susurró al oído cosas que para mí fueron grandes sorpresas. Me habló de Su Reino en el que Su voluntad Divina hace maravillas en todos sus hijos.

Y me dice: "¡Hey Silvia!, Tú eres mi hija, no vivas más como mendiga, como extranjera, entra a la Patria Celestial que es también tu casa por mi Gracia y por amor a ti."

También me dijo: "toma posesión de mis bienes que ahora son tuyos,  la Paz, la belleza, la bondad, la eternidad, ¡en fin!, el amor en pleno ahora es para ti y están a tu disposición."

“Ven, conoce y aprecia las adquisiciones que a precio de mi sangre obtuve para que tú las puedas disfrutar.”

“Ven, eso si, como una hija que confiada corre a los brazos de su Padre, se consuela con él, le cuenta sus cosas y pone en sus manos todos sus asuntos.”

Y así lo hice y lo sigo haciendo hasta ahora, movida por una fuerza interior que me lleva en alas de su Espíritu Santo a donde él quiera sin que sienta el cansancio y el peso del camino ni la incertidumbre del lugar de destino, pues cualquier región, material o espiritual, es estrado de sus pies y parte de sus dominios.

Y la buena noticia para ti que yo te quiero transmitir a través de estas canciones, es que Él te ama a ti con el mismo amor de Padre con el que me ama a mi.  ¡Es más!,  te tiene preparadas sorpresas sutiles y especiales que concuerdan con tu única forma de ser y de sentir.

Despójate de tus antiguas vestiduras y vístete con la túnica real, entra al palacio y disfruta de los bienes y las felicidades que están allí solo esperando a que tú dispongas de ellos

¡Este y todos los días son tu “Tiempo de Gloria”!

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • Tiempo de gloria

    Cualquier momento, ya sea muy alegre o incluso difícil, es tiempo de gloria para los que confiamos y creemos en Dios; un Dios amoroso y providente que inclusive venció a la muerte.

    El que resucitó, nos hará ver Su gloria en toda circunstancia.

  • Tu Paz

    La paz que el Señor nos da, no es sinónimo de inactividad, de conformismo de falta de criterio, de firmeza o espíritu de lucha por lo que creemos. Es más bien la seguridad y la tranquilidad que nos da apoyarnos en Él, en Su amor y en Su sabiduría para vivir cada día.

  • Llevame en tus alas

    El Espíritu Santo, que es el amor de Dios mismo derramado en nuestros corazones, nos lleva en sus alas a conocer las correspondencias de ese amor entre el Padre y el Hijo. Y nos invita a formar parte de esa familia como hijos a los que se nos quiere abrazar, cuidar y llenar de ternuras, gracias y alegrías infinitas.

  • Por la número cien

    El amor de Jesús por nosotros es incomprensible por su paciencia, por su intensidad y por su fidelidad.

    Si nosotros comprendemos a veces, Él comprende siempre, si nosotros perdonamos dependiendo de la ofensa, Él perdona siempre, si nosotros tan solo esperamos 1, 3 o 10 años, Él espera lo que sea necesario, lo que haga falta para vernos a salvo.

  • Ruega ante Jesús mamá

    Jesús en la cruz nos dio una madre que nos adoptó libremente para ayudarnos a caminar siempre en la voluntad de su hijo.

    Ella se une a nosotros para pedir por nuestras necesidades y Jesús que siempre nos escucha, así mismo escucha también a su madre y como en las bodas de Caná transforma nuestra agua en el mejor vino.

  • Hostia viva

    La Hostia Consagrada no puede darle nada a Jesús que Está en ella pero nosotros sí, nuestra voluntad, nuestro amor, que aunque son pequeños, el Señor los hace grandes y nos corresponde devolviéndonos más gracias, bienes y bendiciones en un juego de amor que nunca acaba donde Él siempre ganará brindándonos más y más de Su gloria.

  • Espiritu Santo ven

    El Espíritu Santo no sólo se manifiesta en nosotros en momentos de intensa oración, sino todo el tiempo si así lo queremos.

    Todos sus dones y sus frutos, son como herramientas que el querido Señor nos suministra para enfrentar y vivir feliz y libremente cada momento diferente de nuestra vida. Es más, Él mismo quiere vivir con nosotros todos nuestros afanes, nuestros momentos de tristeza o de alegría y ser nuestro compañero de viaje.

  • Eres tu mi tierra santa

    Aunque debe ser algo hermoso pisar la misma tierra que nuestro querido Jesús pisó, recordemos que Él está a un latido de distancia, justo en medio de nuestro corazón y que nosotros mismos somos su tierra Santa.

  • Confía

    Confiar en Dios sin la menor duda de que dar defraudados, es El mayor regalo que nos podamos hacer a nosotros mismos  

    Abandonarnos en Él, es andar en verdad, pues efectivamente, nuestro Padre Dios cuidará de nosotros con su amor y su poder. Él sin duda, nos sacará con bien de cualquier contrariedad y cuidará que nada, ni nadie nos dañe y aunque todo parezca oscuro, irremediable o imposible de resolver, a su tiempo, veremos como salimos victoriosos en todo.

  • No tengo miedo

    Jesús nos dice que no tengamos miedo y tiene autoridad para decirlo pues Él venció incluso a la misma muerte.

    Si caminamos a diario con Jesús, no hay nada ni nadie que pueda hacernos daño, aún cuando pudieran lastimar nuestro cuerpo o nuestras posesiones, nuestra alma, que es donde debemos guardar nuestros más preciados tesoros, permanecerá protegida con la gracia de nuestro querido Señor .   

  • La luz de mi padre

    Dios no es solamente nuestro Creador, sino nuestro Padre, como nuestro querido hermano Jesús nos enseñó a llamarle: Abba, (papito).

    Tanto nos amó este Padre eterno que nos quiso adoptar, que envió a su hijo único para sufrir, tanto incluso hasta morir, para que cada uno de nosotros tenga vida no sólo aquí y ahora, sino eternamente.

  • Gratitud

    Reconocer que todo lo bueno que somos y tenemos nos viene de Dios es hablar con la verdad.

    Agradecerle a Él por el mismo hecho de poder respirar, trabajar, soñar, amar y aún por la misma eternidad que nos regaló, debería ser un impulso espontáneo que brote de nuestro corazón agradecido y enamorado de su Señor.

  • Postramos el alma

    Jesús nos ama tanto que en un exceso de ese mismo amor, quiso quedarse Él con su vida, con sus pasos, con sus palabras, con sus oraciones, con su pasión y su resurrección en cada pequeña Hostia Consagrada.

    ¿Cómo entonces no postrar el alma en Su presencia y adorarle? ¿Cómo no quedarnos allí, frente a Él, extasiados como si el tiempo se detuviera?  

  • Hoy queremos alabarte

    Dios es amor y eso lo sabemos. Ese amor se manifiesta en nosotros concretamente en gracias y bendiciones materiales y espirituales.

    Si decimos que nosotros amamos a Dios y nos dejamos amar por Él, pero ese  amor no se nota en obras concretas, viene hacer algo ficticio, superficial, con lo que nos engañamos a nosotros mismos.

    Pan de harina, pan de fe, es lo que brota espontáneamente de un corazón lleno de Dios que mira a su dios en cada rostro. 

  • Nos vemos en la eternidad

    Esa persona tan querida a partido y el dolor es tal que hasta nuestro cuerpo lo manifiesta.  El vacío que nos deja nos produce gran angustia, soledad, tristeza pero de nuevo, la resurrección que Jesús nos regalo, nos llena de esperanza, de ilusión por encontrarnos en la eternidad y el amor como siempre, suaviza nuestra pena pensando en el gozo y la gloria en la que nuestro ser querido se encuentra hoy y para siempre. 

  • Te Perdono

    Ver el mundo con Sus ojos, por lo menos intentarlo, eso es lo que nuestro querido Jesús nos enseñó siempre amándonos así, sin condición y lleno de misericordia.

    Librémonos del peso del rencor y abracemos a quien nos ha lastimado desde la comprensión más absoluta.  


Al Mundo Vino la Luz (2010)

La luz del mundo es Cristo, Él vino a iluminar todas nuestras oscuridades, a sacarnos de todas nuestras prisiones interiores y a llevarnos de vuelta a la casa del Padre Celestial.

Si hay una época que me encanta, es la Navidad, incluso el clima parece confabularse con el espíritu de alegría, de esperanza, de buenos sentimientos que embarga toda esta temporada.

Ni los días de compras, ni los regalos, ni las reuniones familiares parecen alejarme de mi Jesús que se nos dá con tal ternura. Por el contrario, todo me lo recuerda, en todo asocio que es Él quien provoca todas estas expresiones de amor.

Nada como escuchar villancicos de fondo mientras adornas tu árbol o preparas tu Nacimiento o ¿Por qué no? cuando disfrutas de una buena cena con los que más quieres.

Así pues, pensé, “Sí me agrada tanto este tiempo y me gustan los villancicos, ¿Por qué no interpretarlos yo misma?”. Y así fué que nació esta producción que deseo compartir con todos ustedes.

Pero no quise dejar de dar peso y contenido a mis ilusiones navideñas y por ello compuse una canción que es el eje del disco: “Al Mundo Vino la Luz” que ya sabemos, la Luz se llama Jesús.

Recibe de mi parte un abrazo sincero y fuerte, ¡fuerte! con olor a manzana,

¡Feliz Navidad!

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • Gloria in excelsis Deo
  • Tu Paz
  • Al mundo vino la luz

    Cuando las tinieblas cubrían toda la tierra con el aparente triunfo del pecado y de la muerte, dios hace resplandecer una luz que nunca se apagará con el triunfo del Verbo Eterno que descendiendo al mundo lo ilumina, le da esperanza cierta y nueva vida a todo el que quiera recibirle.

    ¿Cómo no alegrarnos sobremanera en Navidad si nuestro padre celestial ha enviado a su único Hijo para darnos vida y vida en plenitud?

  • Blanca navidad
  • Colash Navideño
  • Campana sobre campana
  • Pastores venid
  • El tamborilero
  • Mosaico de borriquitos
  • Venid fieles todos
  • Dime niño
  • Noche de paz

Y el reloj marca las tres (2006)

Y el reloj marca las tres una y otra vez.

Estos cantos forman un compendio de continuo agradecimiento y reconocimiento de la obra redentora de Nuestro Señor Jesucristo.

Y al decir: “obra redentora”, estoy aludiendo a mi salvación, a la salvación de todos y cada uno, como si cada cual fuera el único ser humano sobre esta Tierra.

No tenía porque sufrir así Nuestro Señor Jesús. ¿Para que? Solo por un amor incomprensible hacia nosotros, sus criaturas, sus hijos.

¡Pero quiso hacerlo!. Sabía que sólo Él como Dios, podría redimir todos nuestros pecados, lavar con su sangre preciosa derramada nuestras innumerables culpas.

Su misericordia va desde comprender nuestra pequeñez, nuestra debilidad, nuestras ignorancias y el cúmulo de heridas que vamos arrastrando a lo largo de nuestra historia y nos hacen faltar al amor.   Hasta cargar con la pesada cruz de las consecuencias de nuestro desamor y las de todas las generaciones humanas desde el primer hombre hasta el último que existirá.

Hoy te pregunto: ¿No te sientes abrazado por un amor incomparable? ¿No te sientes liberado de tus cargas?.  Ábrele tu corazón al que puede dar respuesta a tus inquietudes más profundas,  al que puede sanar tu corazón lastimado, al que pagó con sumo dolor cada una de tus faltas de amor y lo único que te pide a cambio, es que obtengas y aceptes tu propia felicidad, libertad y vida eterna.

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • El rostro que más me gusta de nuestro querido Señor es el de su misericordia:   Amarnos tanto así como para exponerse a innumerables penas físicas, emocionales y espirituales es algo que escapa a toda lógica humana o a cualquier razonamiento.

    Su misericordia es amor y más amor abrazado a una cruz acogiéndonos a todos en Su Reino

  • Nuestro querido Dios es como el sol que en esta historia hacer renacer a un lago  que se veía triste, perdido y desolado. Así como ese lago, puede estar nuestra alma, pero Él, nuestro Señor, con su gracia, nos hace renacer y como Él ve lo que podemos llegar a ser y no lo que somos, nos lleva con sus ternuras, su paz, su poder y por supuesto respetando nuestra libertad, hasta el punto en el que podemos ser lo que en su voluntad Él quiso y soñó que fuéramos.

  • Jesús reparó y pago por todas y cada una de nuestras faltas de amor, esas que llamamos pecado.

    Por cada pecado, una pena sufrida por él.

    Y lo grandioso de todo esto es que Sus méritos tienen carácter retroactivo, vigente al pasado, al presente y al futuro por cada uno con un amor exclusivo infinito por nosotros. Por eso el reloj una y otra vez sigue marcando las tres.

  • La casa de mi Padre es casa de oración nos dice nuestro Señor, es allí donde el mismo Jesús es consagrado en cada Hostia.

    Hoy sabemos que más que los templos de piedra, lo somos nosotros , templos vivos de Dios mismo que habita en espíritu y en verdad en nuestro corazón y de una manera especialísima cada vez que le recibimos en la Santa  Comunión.

  • Es apoyar todas sus palabras que son vida y luz con hechos. Pendiente de una Cruz, así espera por cada uno de nosotros para salvarnos.

    Cierto que resucitó pero también es verdad que sufrió y sufrió mucho por ti y por mi.

  • “Mi auxilio me viene de Ti que hiciste el cielo y la tierra”. Aprendamos a repetir esta palabra con nuestra mamá María.

    Ella, como madre nuestra por voluntad de Dios, nos ayudará a volver nuestros ojos al Señor en momentos de dificultad, de soledad, de tristeza o de incertidumbre.

  • Aveces pensamos como quisiéramos aliviar a Jesús en su camino del calvario.

    Si bien, no lo podemos hacer materialmente y estar allí para enjugar su rostro,  sí que podemos viajar en el tiempo en las alas del Espíritu Santo y consolar su corazón con nuestro amor no sólo directamente a Él como nuestro Dios sino en el amor evidenciado a nuestros hermanos donde hemos de encontrar el rostro sufriente de Cristo.

  • Nuestro querido Dios nos hace parte de su comunidad de amor, de Su familia, por eso Él mismo nos invita a formar parte de la obra de salvación.

    ¿Quién irá para hablar por Mí? Nos dice y nosotros, llenos de su amor, Nos   Sentimos movidos por un impulso casi irresistible a comunicar de ese infinito amor y gracia que Él nos dá a todos nuestros hermanos

  • Descansar en Dios es encontrar el único amor que puede colmar nuestro corazón; es escuchar Su palabra que amplía nuestros horizontes e ilumina nuestras cosas superando las estrecheces y limitaciones presentes.

    Es tocar la eternidad con el atrevimiento del amor que el mismo Señor nos proporciona.

  • En la Santa Comunión no recibimos una fuerza, una energía, recidimos al mismo Jesús con su vida, sus pasos, sus obras, sus penas y oraciones, con su resurrección, ¡en fin!, es el mismo Cristo, que en un exceso de amor, quiere quedarse a caminar con nosotros y fortalecer nuestros pasos cada día. ¿Cómo no adorarle? ¿Cómo no rendirle toda gloria y honor a Él?

  • “Que yo complete en mi carne lo que hace falta a la Pasión de Cristo”, eso dice ese pasaje.  Pero la Pasión de Cristo ya está completa, Él pagó con sus innumerables penas todas nuestras culpas. Lo que hace falta es que nosotros nos vinculemos con nuestros pequeños o grandes sufrimientos a los méritos de los Suyos que son Divinos y capaces de alcanzarnos la misma eternidad y queramos por supuesto recibir todo el bien que en Sus penas está contenido.

  • Mi alcázar

    “Sin Mí nada pueden hacer”, nos dice Jesús, esto es estar confiados como un niño pequeño que se queda seguro en los brazos de su madre,  es la actitud de una persona, de un alma que sabe que fue creada para vivir en comunidad, en Comunión con la Santísima Trinidad.


12 Canciones de Navidad (2002)

Como su nombre lo indica, este disco no es de villancicos, son 12 canciones de navidad.

Hay muchos cantos hermosos y muy alegres alusivos a esta temporada, pero buscando con cuidado, casi no encontré canciones que trataran el misterio de la Natividad.

Entendiendo como “Misterio”, no un muro infranqueable, sino un pozo del que siempre podemos sacar “Agua Viva”, luz y cosas buenas.

Con esta producción intento decir que la navidad no es sólo un tiempo, una festividad,  una celebración más o un tiempo de vacaciones.  Éstas son solo hermosas consecuencias que se desprenden Del motivo central de donde deberían surgir todas nuestras alegrías.

Y ese motivo se llama Jesús, es Dios mismo que se hace hombre, es la luz del mundo que viene a desterrar por fin las tinieblas en las que se veía envuelta toda la Tierra.

El Hijo de Dios, el mismo Verbo eterno, se hace uno de nosotros, en medio de una familia de Nazaret, naciendo en una humilde ciudad en contra de los criterios y estándares de los poderosos de este mundo.

Él se glorifica en lo sencillo, engrandece lo pequeño y eleva al hombre a Su condición Divina.

Con este disco te hago una invitación, a que la navidad extienda su marco para ti y se difunda invadiendo todos tus días, con el espíritu festivo, glorioso, e inigualable de Jesucristo tu Salvador personal.

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • Amado niño Jesús

    Dice San Pablo que el amor perdurará incluso en la eternidad. Así pues, con nuestro amor, bien que podemos consolar a nuestro querido Jesús que se hace un niño pequeño y viene en medio de la sencillez a rescatarnos de la oscuridad del pecado y llevarnos  a la plenitud de Su luz admirable.   

  • Todo lo que respira

    Claro que la creación no tiene voluntad, pero nosotros tenemos un amor sutil y fino, podemos hacer de ella el eco de nuestra vos, de nuestro te amo y de nuestra adoración para Jesús que ha descendido de su cielo por salvarnos amándonos de manera tal, que no sea visto, ni se verá jamás.

  • Amado niño Jesús

    ¿Quién puede darle a su hijo adoraciones perfectas y un amor infinito?Sino sólo su Padre Dios. Nosotros somos hijos de este Papá Celestial que así lo quiso,  entonces, ¿Por qué no pedirle a Él que nos preste sus mismas adoraciones y Su amor para entregárselo al pequeño Jesús? Que nos da la vida.    

  • Gloria a Dios

    Unámonos a los coros de los Ángeles para exhultar con gozo en un himno que cante la gloria de Dios que por fin viene a desterrar el pecado y la muerte y a mostrar su poderío y su gloria en medio de los hombres que le esperaban desde el principio de los siglos.

  • Navidad eres tú

    Si entendemos que la Navidad es el renacimiento de la esperanza, el resurgir de la vida, el despertar del hombre a su eternidad, el encuentro de la criatura con su Creador, del hijo con su Padre Celestial, entonces cualquier día, cualquier hora, toda circunstancia puede ser realmente Navidad para nuestra existencia. Todo pequeño detalle, cualquier circunstancia por más cotidiana que sea, es una oportunidad para hacer nacer a Jesús en nuestro corazón.

  • Maternal razón

    Dios nos entrega a María en la cruz para que sea nuestra madre, ella, por medio del Espíritu Santo que actúa en ella ,como lo hace en nosotros, puede ver en nuestro corazón y orar con y por nosotros y nuestras necesidades íntimas. Porque su  finalidad como madre es ver que su hijo Jesús nazca y crezca en nosotros desarrollando Su misma vida y entregándonos los méritos de su pasión y la gloria de su resurrección como prenda de amor.  

  • Canción a San José

    Poca obra musical encontrado dedicada a José, el padre adoptivo que nuestro Padre Celestial escogió para su hijo Jesús.

    Este hombre justo y obediente, supo ser fiel y corresponder a la enorme gracia que el cielo le concedió.   

  • Que dulce niño

    Podemos volar con nuestra imaginación hasta el mismo pesebre de Belén y pedirle a María que nos preste al niño Jesús y acunarlo en nuestros propios brazos.   

    Aunque sólo se trata de una cuestión imaginativa, nos ayuda a entender que Dios todopoderoso, se hace un niño, un bebé, para que nosotros entendamos que Él quiere ser accesible a nuestro modo de ser y desea entrar  con toda su ternura y su amor misericordioso en nuestro pequeño corazón y llenarlo de luz y de vida divina   

  • Santo es el Señor

    De nadie podemos decir que es santo, solamente de Dios, por su bondad, por su gloria, por su belleza infinita, por su Trinidad adorable. Sólo Él es tres veces santo. Santo es entonces el verbo que se encarna y que se hace hombre por un amor entrañable hacia nosotros.  

  • En cada Hostia Consagrada

    En cada Hostia Consagrada está Jesús quien nace con tanto amor y que se quiere dar  a nosotros como en Belén.

    Si lo recibimos con amor y con conciencia de a quién estamos recibiendo, será como darle posada en nuestro corazón y adorarle como Él y sólo Él se merece.

  • Desde entonces padeciste

    Como en Belén, Jesús a veces enfrenta el frío de nuestro corazón, nuestra indiferencia y nuestra ingratitud, nuestras faltas de amor por Él y por los hermanos donde Él habita. Sin embargo, no se quedó en su cielo sino que vino a esta tierra para sufrir por nuestras ingratitudes y pagar la deuda de nuestras culpas.

    Pero como cuando era niño, Él sonríe cada vez que nosotros volvemos a la vida de su gracia y nos llenamos de su amor y su paz

  • Personavidad

    Jesús es nuestro salvador personal y aunque es la luz del mundo, es nuestra propia, única y singular Navidad.

    Él viene a intervenir en nuestra historia sin robarnos nuestra libertad, viene a iluminar nuestras oscuridades más profundas, viene a despejar nuestras dudas y confusiones, Él es el amor que nos hace sonreír como en esta época navideña donde todo es fiesta.   


Al esplendor de tu luz (2001)

Al Esplendor de su luz, así justamente escribí este disco, fue como si el mismo Señor me tomara de la mano y fuera mostrándome las posesiones de Su Reino.

Empezamos a andar desde el amanecer y Él me contaba como todo lo había hecho por amor a mí y a toda la humanidad.

Me explicaba como su corazón nos amaba con tal ternura, que descendió a esta Tierra para darnos vida plena.

Me decía que no deseaba estar ni a un paso de distancia de nuestro corazón, que, Él mismo se encargaba de enseñarnos, de cuidarnos, de rescatarnos a cualquier precio.

Cuando el sol estaba a su máximo esplendor hacia el mediodía, mi querido Jesús se detuvo y con solemnidad, pero a la vez, lleno de gozo me dijo:  “Recuerda que soy el Dios de la vida, el Dios que regresó de la muerte, que resucitó para darte a ti y a tus hermanos, el regalo de la resurrección, de la eternidad, nunca, NUNCA lo olvides en tu caminar”.

Yo te lo quiero cantar a ti hoy, Dios está vivo, resucitó por ti, para ti, dejó Su sepulcro para que tú dejes el tuyo.  Levanta tu rostro y camina con esperanza, con libertad y mira el sol brillando, allá firme, esplendoroso en lo alto, en el centro de tú Alma.

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • Una oveja de tu rebaño

    Aunque Dios quiere que le tratemos como Dios, como Maestro, como Padre y como amigo, también nos dice que es nuestro Pastor y ¿Cómo no querer ser una oveja de su rebaño? para que Él cuide de nosotros, nos libre de los peligros, nos rescate de nuestras oscuridades y nos ponga al seguro.  

  • Después de que hemos faltado al amor, de que hemos lastimado tal vez a quien más queremos y que incluso nos hemos olvidado de los beneficios materiales y espirituales que Dios nos dá; después de todo eso y mucho más la experiencia más gratificante y liberadora que podemos tener es encontrarnos con la mirada de Jesús, que no nos juzga, que nos comprende, que nos ilumina el corazón con Su misericordia infinita.

  • Mi dueño, mi anhelo

    Cuando te encuentras con Dios verdaderamente, Él colma todos tus anhelos, Le dá sentido a todas tus acciones y trabajos, Te dá un amor tal que llena tu corazón y se desborda hacia todo y todos con los que entras en contacto.

    El alma se ve de tal manera cautivada que ya no sabe estar sin su Dios.  

  • Nuestro Dios no solamente nos pasa de la categoría de criatura a la de hijos, sino que además,   Se hace uno de nosotros asumiendo nuestra humanidad, comprende nuestras experiencias y sentimientos más profundos por vivencia propia y sufre como hombre penas indecibles para pagar cada una de nuestras culpas.

  • El llanto de María

    El  llanto de nuestra madre María es como una lluvia que refresca las horas de fuego y de cruz de nuestro querido Jesús.

    Ella, la Madre Celestial, consuela el alma de su hijo como sólo una madre sabe hacerlo y a su vez se duele por las heridas que nuestros pecados le  han causado y ruega por nosotros los hermanos de su Cristo, de su salvador.

  • Al esplendor de tu luz

    Jesucristo es la luz del mundo, el que ilumina nuestra noche más oscura, Él es el que vence al enemigo con su poder y su gracia, el que derrota a la muerte con su luminosa resurrección y nos abre las puertas de su Reino victorioso de amor, de eternidad y felicidad plena.

  • Alma peregrina

    Nuestro destino no es la muerte porsupuesto, es la eternidad y la gloria de Dios que nos ha preparado.

    Pero aún aquí y ahora, podemos vislumbrar el esplendor de nuestro destino, sobre todo por medio del amor que somos capaces de recibir por parte de nuestro querido Señor y que somos también capaces de dar a quienes nos rodean.

    Podemos verlo a través de la creación que nos circunda, tan ordenada y tan hermosa y también por medio de la palabra de Dios mismo que nos dice de los prodigios que Ha hecho y sigue haciendo en la historia de nosotros los seres humanos.   

  • La Resurrección de Jesús es un hecho creamos o no en ella.

    Es la prueba más concluyente sobre cualquier pretensión del mal de que Dios es el rey de reyes y señor de señores.

    Jesús nos compró con su sangre el pasaporte a la eternidad que es la esperanza más cierta frente a la peor injusticia y a la más negra noche que podamos vivir en este mundo.

  • Ven ya!

    Enamórate de Jesús para que puedas extrañarlo y buscarlo incesantemente hasta poder encontrarlo en su creación, en sus penas, en su palabra y su misma resurrección.

    Conócelo, escucha su palabra para que cuando no lo tengas cerca seas capaz de recorrer cielos y tierra hasta dar con él y volverlo a escuchar.

    Ámalo tanto hasta el punto que tu corazón lata tan fuertemente que Él no pueda resistirse y venga a estarse contigo y te cambie tu pequeño amor por el Suyo que es infinito.  

  • Solo te pido

    Que no viva yo sino Cristo viva en mí.

    Pedirle a nuestro Dios que venga a vivir con nosotros y nos incluya en todo lo que Él hace, es una pretensión que sólo puede tenerla un hijo que confía en su Padre y que además, es su mejor amigo.

    Y eso somos, por voluntad de nuestro querido Señor, sus hijos, pidámosle que nunca nos permita alejarnos de Él y de su Santísima Voluntad

  • Nuestro Papá Dios nos creó y nos llenó con Su mismo amor para que fuésemos buenos y tuviéramos un corazón limpio, siempre con las mejores y más nobles intenciones, pero nuestra soberbia y nuestro egoísmo nos alejó de Él y de la verdad.

    Por eso Jesús nos advierte tan fuertemente sobre nuestra hipocresía que es como una tela muy gruesa con la que nos cubrimos y nos auto engañamos vestidos con esa tela podemos pensar que somos capaces de hacer las cosas por nosotros mismos o que somos muy buenos cuando en realidad somos incapaces de hacer nada bien o nada bueno si Dios no nos ayuda y nos da su gracia. Por otro lado cuando nos sentimos nobles, en realidad estamos ocupándonos de nuestros propios intereses egoístas.

    Lo malo de la soberbia es que suele ser sutil y se va  apoderando de nosotros sin darnos cuenta de ello.  

  • Desde la santa comunión

    Cuando recibimos a Jesús en la Santa Comunión, Él fortalece nuestro cuerpo, nuestro corazón y nuestra alma con sus gracias innumerables. Está siempre atento, nunca descansa, vigilando que necesitamos y en qué, cuanto y cómo de sus innumerables beneficios ocupamos para estar a salvo, bien, libres y felices.

  • Mi Dios primavera

    Nuestro querido Señor, se nos muestra, se nos revela a veces poco a poco.  Puede ser que al principio nos admiremos descubriéndolo sin siquiera saberlo en nuestras propias habilidades y cualidades, si somos honestos, sinceros, veremos que esas habilidades y dones son eso, regalos que vienen de Él.

    Luego, ya más centrados en la verdad, nos llenamos de alegría, de amor y de agradecimiento hacia Él y por último, sólo deseamos contemplarlo, adorarlo, dejarnos amar por Él y corresponder a ese amor con el nuestro y con la caridad que brota como un río cristalino hacia los demás.  


Detrás de la lluvia (2000)

Las canciones contenidas en esta producción reflejan mi actitud de total asombro ante el panorama amplísimo donde Dios se me hacía presente en todas las cosas creadas, en todas las personas y por supuesto, en mi propio ser.

No sólo encuentro a Dios en todo y en todos, sino que comprendo por mi propia experiencia, que Él traza múltiples sendas para encontrarse conmigo y contigo y tocar nuestro corazón con su infinito amor.

Dios no es el Sol, pero a través del Sol recuerdo que su amor es cálido y hace fecundar todas las obras de bien.

Dios no es el aire, pero a través de el percibo como su paz me inunda y me hace sentir llena de sus gracias.

Hasta el latido constante de mi corazón, me recuerda el “Te Amo” continuo de Dios. Es como si me repitiera te amo, te amo, ... incesantemente.

Y luego están los hermanos, ¡si, “hermanos”!, en toda persona puedo ver el rostro de Jesús que me. Lleva a practicar y recibir el amor de una u otra forma.

Él, es el amor escondido, poderoso y desinteresado que terminó de cautivar para siempre mi corazón.

Te invito a que te adentres en la aventura inigualable de conocerlo y literalmente enamorarte de Él. Mi Dios, es el gestor escondido de todo lo bueno, todo lo puro, todo lo santo.

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • Dios le pidió a Abraham que dejara  su tierra y fuera donde Él le mostraría. En nuestro caso no se trata de abandonar nuestra casa, nuestra familia y amigos, sino de revisarnos y ver si tenemos afectos o  apegos  desordenados a las cosas o a las personas.

    Por ejemplo, si nuestro centro de vida es una persona y esta por lógica fragilidad humana nos llega a fallar, se nos descoloca el mundo, pero si nuestro centro es Dios, entonces podremos amar a esa persona con el amor de Dios comprenderla, perdonarla e incluso ayudarle para que salga adelante y nosotros permaneceremos igualmente libres y en paz

  • Sembrador divino

    Nuestro Señor, como experto sembrador, va plantando la semilla de su palabra y desterrando todo mal de nuestro corazón.

    Luego, nos hace percibir Su presencia en nosotros y nos enamoramos de Él. Dios prepara en nuestra alma un hermoso jardín para luego recoger los frutos de adoración y buenas obras que Su amor ha producido en nosotros.  

  • Inseparables

    Cuando encontramos orden, belleza, pureza y bondad en las cosas o en las personas que nos rodean, nos sentimos cautivados.  

    Pero cuando nos encontramos con la fuente de todas estas cosas entonces nos sentimos tan enamorados de Dios que ya nunca podremos separarnos de Él.

  • Detrás de la lluvia

    Así como el sol es el gestor escondido de la lluvia, Dios es quien está detrás de toda la creación, de todos los actos de bien y de santidad aunque aveces no lo sepamos o no lo podamos ver.

  • No somos tan distintos de Pedro con sus temores, debilidades y egoísmos pero nuestro querido Señor nos ama así y va poco a poco trabajando en nuestra alma para llevarnos a la santidad a cada uno de nosotros aquí y ahora.

  • Dulce mamá

    “He ahí a tu Madre”,  es en la cruz donde el mismo Jesús nos encarga a los cuidados maternales de María.

    Ella como buena mamá, nos va ayudando a crecer en la fe, nos enseña a meditar, como ella lo hizo, todas las cosas en el corazón, Ella,  nos ama a pesar de nuestros defectos y más bien se deshace en atenciones y esfuerzos para que podamos nosotros sus hijos parecernos a Cristo Jesús

  • Mi nueva cruz

    El sufrir por sí solo, no tiene sentido, pero si sufrimos por amor a nuestro querido Jesús o a nuestros hermanos Y traducimos dicho amor en oraciones y en buenos actos,  entonces, nuestro pequeño amor, no nuestras penas, se unirá al amor infinito de nuestro Señor y hará su gran bien que permanecerá incluso en la eternidad pues el amor nunca muere. 

  • Personavidad

    Jesús es nuestro salvador personal y aunque es la luz del mundo, es nuestra propia, única y singular Navidad.

    Él viene a intervenir en nuestra historia sin robarnos nuestra libertad, viene a iluminar nuestras oscuridades más profundas, viene a despejar nuestras dudas y confusiones, Él es el amor que nos hace sonreír como en esta época navideña donde todo es fiesta.

  • De cara al cielo

    Un sentimiento de culpa prolongado podría ser más bien dañino y hasta enfermizo, un verdadero arrepentimiento fruto del amor a Dios y a los hermanos nos llevará en cambio, a engrandecer nuestro corazón con nuevas adquisiciones de virtud.

    No debemos permitir que la autocompasión nos perjudique,  tampoco debemos caer en la soberbia, que no permite el hecho de que cometamos errores. Y por último, no hemos de desconfiar jamás de la misericordia infinita de nuestro querido Jesús.

  • Es Cristo

    Nuestro querido Jesús vivió y sufrió por cada uno de nosotros como si sólo cada uno existiera para Él, quiso quedarse en cada corazón, por eso, cuando amamos y ayudamos a los que nos rodean, es al mismo Cristo al que estamos amando junto con aquella persona a la que le estamos haciendo un bien.

  • Llama de amor

    Nuestra madre María, sigue apoyando y fortaleciendo a la iglesia de su Señor como lo hizo en el tiempo antiguo antes de Pentecostés.

    Con su firmeza y sufrir, ella nos enseña a creer en la resurrección y el poder del Espíritu Santo aún frente a las mayores pruebas de la vida y a permanecer unidos como hermanos de Cristo que somos todos nosotros   

  • En el Santo Sacramento

    Jesús realmente está vivo en el Santo Sacramento del Altar, nuestra adoración, nuestra alabanza hacia Él, no son prácticas aprendidas, forzadas sino  expresiones piadosas de su pueblo, que movido por el gran amor hacia Él, le manifiesta con un corazón agradecido y enamorado.      

Elaborado por Hosting506