Discografía

La elocuencia del amor (2017)

El amor, más que palabras o sentimientos, es darse y Dios, que es el Amor mismo, nos ama así: dándonos sus bienes, sus gracias, su santidad y su misericordia al extremo de entregar a su único hijo para que reparara nuestros múltiples pecados; por eso, al sentirnos tan amados por Él, no nos queda más que contemplarlo en profunda adoración y devolverle al menos nuestro pequeño amor ofreciéndole nuestras vidas con todos nuestros actos, palabras, oraciones, alegrías y sufrimientos.

Esta producción es una feliz declaración de amor hacia el Señor, que también pretende manifestarse, más que con mil palabras, con acciones concretas hacia Él y hacia nuestros hermanos, tal y como Él mismo nos lo enseñó.

Tienda iTunes Google Play CD Baby


  • Cuando veré tu rostro

    Conocerte Señor, es amarte, es no querer separarse de ti ni un sólo instante y anhelar el encuentro eterno y definitivo contigo en la Eternidad.

    Este pensamiento que más que meditación, es un deseo ardiente de mi corazón, fue el que me condujo a escribir este canto, que espero sea también el eco de tu anhelo más profundo de llegar a ver el rostro de Cristo.

  • El otro hermano

    Cumplir la Voluntad de Dios por obligación, o por temor, sería algo muy triste y un gran error, pues el Señor es todo amor y misericordia y quiere darnos sus mismos bienes y que nos estemos con confianza a su lado como hijos muy queridos.

  • La elocuencia del amor

    No hacen falta mil palabras cuando los corazones se entienden sin hablar.Adorarte es entregarte la vida, ofrecerte Jesús, todo lo que hacemos y cumplir Tu Voluntad.

  • Transfigúrate

    Cuando nos sentimos solos y vencidos, Tú Jesús, nos fortaleces dejándonos contemplar Tu Gloria en el fondo de nuestro corazón, dándonos la fuerza y la esperanza de seguir adelante con paz y alegría con los ojos puestos en Ti.

  • Tu cuidas de mi

    No importa lo que suceda dentro o fuera de nosotros, aunque parezcas ausente, Tú, Jesús, nos libras de todo peligro y nos proteges de todo mal, pues nos amas como Padre tierno y fiel.

  • Por qué te sigo

    Amarte es fácil al conocerte Señor y seguirte, e imitarte, en todo se vuelve llevadero, pues se vive para consolarte, acompañarte y Tú correspondes con tu Infinito amor y tus innumerables gracias.

  • María madre de misericordia

    Casi nunca pensamos en todo lo que Tú María, tubiste que perdonar, desde que Jesús se encarnó en tu Vientre, hasta que tu Hijo santo espiró en la Cruz.

    Madre de misericordia, enséñanos a perdonar.

  • Saber vivir

    La sabiduría no consiste en acumular muchos conocimientos, sino en saber vivir y sólo Jesús puede enseñarnos con su palabra y su ejemplo a ser sabios y por ende, libres y felices.

  • Que no me suelte de Tu mano

    Ahora que hay paz en mi corazón, te pido Señor que me sostengas, en momentos de prueba.

    Yo sé que te acordarás de mi oración y comprendiendo mi debilidad, me socorrerás en todo tiempo difícil.

  • Quien quiera seguirme

    Jesús, Tú nos diste las claves para ser libres y alcanzar la vida verdadera: morir a nosotros mismos, para renacer en Ti y cargar la cruz, para que Tú nos des los méritos de Tu Pasión.

    Ayúdanos a seguirte Señor.

  • No es lo mismo

    Está bien querer aliviar el hambre, o el frío, pero además de nuestros cuerpos, tenemos un alma, un corazón que también sufre y que nos hace hermanos en Jesús, que tiene su corazón y que a su vez, viene a habitar en el nuestro.

    Señor, enséñanos a amar cómo Tú nos amas, sabiendo que nadie es tan pobre que no pueda dar, o tan rico que no pueda recibir.

  • Dulce sacrificio

    Señor, por Ti y sólo por Ti vale la pena entregarlo todo, incluso nuestra propia vida y voluntad para que sea Tu Divina Voluntad la que dé vida a todos nuestros actos y si bien , este es un sacrificio continuado, se vuelve dulce, ante la perspectiva de hacer “Vida de Cielo” aquí en la Tierra.

Elaborado por Hosting506